domingo, 16 de noviembre de 2008


Se desliza, suave, sobre un lecho de penumbra; y, sin rozarse apenas,
se siente perdida tras su último baile.

3 comentarios:

khalina dijo...

ohh la plumita que no bailará más

el paseante dijo...

Si te agachas en el suelo y soplas, verás como se levanta de nuevo. Quizás no vaya a mucha altura, pero bailará de nuevo. Como tú.

Matilde dijo...

En la luna, las plumas bailan continuamente